Compliance penal

La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica el Código Penal, prevé la responsabilidad criminal de la propia compañía por los delitos cometidos en nombre o por cuenta de la misma, a través de sus empleados, Directivos o Administradores. Por este motivo, aconsejamos la implantación de un plan de prevención de delitos individualizado y orgánico, que elimine riesgos y atenúe, o incluso exima de responsabilidad criminal, o abono de sanciones y multas, a la empresa.

Con el fin de continuar ofreciendo a sus clientes un servicio de asesoría integral, Sánchez Cánovas ha elaborado un sistema de Prevención de Riesgos Penales seguro, económico, personalizado y actualizable, que permite a las empresas una adaptación a las nuevas exigencias legales en óptimas condiciones.